No es fácil tener un proyecto fotográfico, tener una idea , crear un discurso coherente, llevarlo a cabo, etc…. y encima que sea interesante para alguien que no sea tu mismo , tus padres y ese amigo que todo lo que haces le parece super cooooool. Últimamente hay un montón de proyectos de este tipo -una foto al día-  y voy a ponerle al proyecto el nombre de 365, original sin duda. La mayoría de veces esa fotografía es producto del agobia de tener que hacer esa foto diaria y quedarse sin tiempo.  Luego están proyectos que si están bien pensados, bien desarrollados y cuentan una buena historia, lo que pasa es que acostumbran a ser algo «tristes».  Ahora bien luego te encuentras a tipos como Martin Usborne, y se saca de la manga unas fotos sobre perros encerrados en los coches esperando a sus dueños,  eso es una buena idea, yo quiero una de esas..